Una “discreta” talla XL

Una discreta talla XL

Written by PatriciaRoLa

10 de marzo de 2021

Según la RAE, los adjetivos que definen la discreción son:

1. f. Sensatez, Reserva, prudencia, circunspección…

Que son exactamente los mismos que definen a la mayoría de las mujeres con una talla XL o superior:  Discreta en los colores, reservada en las formas, prudente en lo que muestra, sensata con la moda…  Somos tan discretas que, en realidad, lo único que hacemos es ocultar nuestra belleza, pues lamentablemente ¡¡el volumen no vamos a conseguir hacerlo pasar desapercibido!!.

Las que seáis cuarentonas, como yo, os acordaréis de aquel anuncio que decía que “toda mujer lleva en su interior una princesa”, pero lejos de hablar de bragas yo estoy tan convencida de esa frase en su sentido literal que por eso me he decidido a poner en marcha este blog. Porque quiero ayudaros a sacar de vosotras. ¡La princesa que lleváis dentro!, con bragas o sin ellas.

Mi nombre es Patricia Rodríguez y también fui “discreta”, sigo siendo XL pero ya di el paso a la indiscreción. A quererme a mi misma como soy, a amar y valorar mis curvas, a explotarlas y a cambiar de tal modo que aún habiendo aumentado una talla más la gente comenzó a decirme que estaba más guapa que nunca. ¡Os doy mi palabra!. Porque me convertí en ¡¡una chica indiscreta!!. Ya no veían mi volumen, era la belleza (la que todas tenemos) la que resaltaba ahora sobre él.

Una discreta talla XL
La Chica Indiscreta – Una discreta talla XL

Soy asesora de imagen, estudié en Madrid y en Londres, desde aquí quiero ayudar con mis consejos y todo lo que esté en mi mano, a todas las que ahora, se sienten “discretas” y quieren salir del lado oscuro y pasarse a la pura indiscreción!, ¡a aprender a amar su cuerpo y a sacarle el máximo partido posible! A sentirse guapas, únicas (porque nosotras sí que somos únicas!) elegantes, glamurosas…Porque ya sabéis… toda mujer lleva en su interior una princesa (y no Fiona precisamente!)

He dedicado una parte de mi vida a la asesoría de imagen pero, la gran mayoría, al mundo de la organización de Eventos. Estudié interiorismo y siempre me ha encantado transformar espacios. Al final, lo transformaba todo, ¡menos a mi!.

Por esta razón es por la que, después de mucho tiempo de darle vueltas y vueltas, estoy aquí. Si yo he sido capaz, cualquier otra mujer puede hacerlo. ¡¡Las indiscretas seremos el nuevo canon de belleza!!. Ya nos pintó Rubens que fue un visionario de su época.

Una discreta talla XL
La Chica Indiscreta – Una discreta talla XL

Después de la fase de aceptación de la “discreción”  viene aquella de “¡Yo una vez llevé una 38!”… y guardamos, como Golum en el señor de los Anillos, esos pantalones como si fueran “mi tesoro” soñando volver a ellos dentro de nada. En mi caso llevo interpretando a este gracioso enano retorcido 16 años…

Está muy bien tener como meta llegar a esa talla… o a una 40.. 42?… vá 44 y nos plantamos!, pero hasta que lleguemos allí, tienen que cumplirse muchas cosas y alinearse, como poco, 4 planetas a la vez y que el dulce deje de engordar y la alfalfa tenga sabor a choricito de vez en cuando… Así que, mientras llega ese momento, deberemos aceptarnos como somos.

¡Ojo! Qué luego no me vengan a decir que no animo a la gente a ponerse a régimen. ¡No lo voy a hacer si yo llevo a régimen desde que me daban el biberón!. Por supuesto que hay que llevar una vida saludable: comer verduras, nada de grasas, fuera chocolate… tartas… nada de barbacoas en el jardín… hacer deporte… mucho deporte… ¡¡Pero es que yo no encuentro el momento!!, es más, en estos momentos de mi vida, eso sería como mandarme a un campo de tortura.

Me explico: Sudar, es ordinario, ¡muy ordinario!, comer lechuga está muy bien… ¿a todas horas?… Dejar todo lo que lleva grasa es, sin duda, lo más saludable… ¿tanto daño voy a hacer por comerme una hamburguesa con patatas?…Nada de dulces… ¡no puedo reproducir la música de tiburón! , si dejo el chocolate entraría en una depresión tremenda ..

Está claro, no es mi momento. Pero para todas aquellas que queráis os iré poniendo, también, recetas y consejos de una gran amiga y conocida Chef, de la cocina saludable, para que poco a poco le vayáis cogiendo el gusto.

Mido 1.70 –  peso ·”$%*# “ (seguro que estáis familiarizadas con esta cifra!). Tengo 48 años, 2 hijos y un marido al que adoro (a veces sí, a veces no) con el que llevo 28 años felizmente unida. El siempre me ha apoyado en todos mis proyectos, por locos que fueran. Y, esta vez, ha sido él, el que me ha animado sin descanso, a crear este blog. Así que es a él al que le dedico este primer post.

¡Y ahora vamos a ponernos manos a la obra!.

Lo que me encantaría conseguir, a través de este blog, es que todas las mujeres a partir de una XL, salgan a comerse el mundo (a lo mejor la expresión no es muy acertada 😉) porque se sientan absolutamente bellas y enamoradas de su cuerpo… ¡Sí, es posible!. Yo odiaba el mío y ahora, aunque alguna crisis tengo, no os voy a engañar, he aprendido a valorarlo. Os aseguro que la confianza en una misma te hace inmensamente más feliz que una dieta.

Una discreta talla XL
La Chica Indiscreta – Una discreta talla XL

Ahí fuera hay un montón de prendas maravillosas deseando vestir nuestro cuerpo, y no tenemos que limitarnos sólo a las tallas grandes, que desafortunadamente suelen ser bastante “horteras”. ¡Tenemos que enseñar a las otras prendas a adaptarse a nuestra escultural figura!, ¡este es el espíritu!

Lo primero que tenemos que hacer es encontrar el tipo de figura que tenemos. Sí, ya lo sé que todas estaréis aburridas de identificar las 4 figuras de siempre. Pero es fundamental para saber que tenemos que acentuar, que disimular… ¡porque esconder no escondemos nada!, ¡somos perfectas! Perdamos el miedo al que pensarán los demás. ¿Por qué ceñirnos a los cánones establecidos? ¡¡Si somos doblemente maravillosas!

¿Decidme una cosa, alguna vez os ha sucedido lo siguiente?

  • Nunca tienes el tiempo para buscar ropa que te quede increíblemente bien.
  • Eliges un día de “Shopping” pero después de mirar y dar mil vueltas, no estás segura de qué estilo de ropa se adaptará a la forma de tu cuerpo, por lo que terminas sin comprar “absolutamente nada”.
  • Escoges un estilismo que crees que se ven bien, en la tienda, pero una vez que llegas a casa, el atuendo no funciona, y ¡nunca más te lo vuelves a poner!.
  • Cada vez que vas de compras para renovar tu vestuario, vuelves a casa frustrada porque todo lo que te has probado no termina de encajar. Nada parece adaptarse a tu figura, a tu aspecto, tu rostro…

Pues creedme que hay miles de prendas que se adaptan a nosotras. Sólo tenemos que conocer unos datos concretos acerca de nuestra morfología, para saber encontrar, a los 3 minutos de entrar en una tienda, lo que va a potenciar nuestra figura.

Imagínalo por un segundo…  vas a arreglarte para salir, vas a tu armario y en lugar de preguntarte “¿qué me pongo?”, con la cara de desesperación habitual, te sientes completamente segura de que cualquier atuendo que elijas se verá impresionante en la forma de tu cuerpo.

¡Eso es lo que pretendo conseguir a través de este blog!.

¿Estáis decididas?, ¡¡pues vamos allá!!

También te gustará…

No Results Found

The page you requested could not be found. Try refining your search, or use the navigation above to locate the post.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: